Sin Palabras



¿Por qué a veces te pasa que justo con la persona que más querés hablar, cuando la tenés frente a vos, te quedás sin palabras?

16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Lamento no ser yo quien tenga la respuesta.

      Eliminar
  2. La razòn son los nervios traicioneros.... Igual con la mirada uno puede decit mas que con las palabras.. Habra que encontrar quien las sepa interpretar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La contradicción de sentirse nervioso delante de la persona con la cual uno quisiera sentirse más natural.

      Eliminar
  3. Un antiquísimo post que se extiende algo más sobre la misma cuestión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que no fui muy original con el tema, pero eso no quita que aún no haya podido ser resuelto.

      Me doy una vuelta por ese post a ver que dice y si me ayuda en este dilema...

      Eliminar
  4. Creo que es una especie de prueba, de testeo. Más allá de la notable timidez o el nerviosismo, cuando uno comienza a hablar con fluidez, con franqueza y con el corazón ahí, al alcance de la mano del otro; y es escuchado con el mismo fervor, sabe que es la persona indicada.

    Quizá por eso a veces se tarda o se duda. No todos los exámenes son iguales ¿no?


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando esa tardanza o duda condiciona todo lo que puede llegar a venir.

      Eliminar
  5. ¿Naturaleza humana?
    ¿Instinto de supervivencia?
    ¿Casualidad?
    ¿NS/NC?

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Instinto de supervivencia? Cada vez que me pasa siento que muero un poco.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Puede aparecer el miedo cuando uno va a confesar su amor, pero también se da el caso cuando uno simplemente quiere tener una charla banal sobre temas superfluos.

      Eliminar
  7. Jajajaj, ¡¡me encanta Felipe!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que no eras la chica del banco del parque entonces.

      Eliminar
  8. a mi me gusta esa viñeta en la que está jugando al ajedrez con mafalda, pero soñando, en realidad (valga la contradicción), que es una mariposa que se posa sobre el pelo de la chica. genial, quino, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas viñetas que te hacen sonreir y pensar...

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?