El equilibrio del mundo

Cuando sentís estar enamorado de una persona a la cual aún no le confesaste tu amor, la ves como un ser superior y perfecto al cual idealizás, es decir que elevás a la enésima potencia sus virtudes y multiplicás por menos uno sus defectos.

Declarar tu amor te genera muchos temores y dudas, ya que vos te ves como un ser humano mortal y confesar tu amor ante ese ser que pensás que puede elegir entre millones de personas para estar, porque claro, es imposible que alguien se pueda negar a estar con ella, te genera mucha incertidumbre.

Esta canción que te dejo, de forma un tanto irónica, describe como muchas veces nosotros los hombres nos vemos con respecto a esa mujer de la cual estamos enamorados y no nos atrevemos a confesarlo.

Ante la pregunta de por qué se enamoraría de vos, la gran ventaja es que el amor es algo que surge principalmente de subjetividades, es algo que se siente, y muchas veces la otra persona ve algo en vos que ni vos mismo te habías dado cuenta que alguien podía valorar. Algo que para vos es totalmente normal, pero que en el mundo puede llegar a escasear.

20 comentarios:

  1. En el último párrafo te respondes, todos tenemos algo que solo ve la persona que se enamora de nosotros, eso vale para vosotros y para nosotras.
    Pero no soy una entendida en amores, esperemos mas comentarios. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy un entendido en el tema, es más, creo que los entendidos en el amor no están escribiendo sobre el mismo, sino disfrutándolo.

      Eliminar
  2. Te soy sincera, al video ni lo vi, pero lo que tengo para responderte de lo que lei, es que un hombre enamorado es lo más tierno que hay en el mundo. Y suelen verse pocos hoy en dia, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie dice lo contrario y no coincido en que se vean pocos hombres enamorados hoy en día.

      S hubieses visto el video te hubieras enterado un poco más de lo que intenté trasmitir con esta entrada.

      Eliminar
    2. Ok, ok, no era un reproche, sólo era para aclararlo. :o)

      Eliminar
  3. Es curioso, nunca le he declarado mi amor a nadie. Las cosas surgieron y fluyeron sin necesidad de declaraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no siempre hay una declaración al inicio de una relación, y en ese las cosas se van dando naturalmente.

      Eliminar
  4. Quizás hay hombres que estén enamorados, pero son pocos los que se atreven a decirlo.
    Después de leerte, comencé a pensar que quizás sea por no saber cómo decirlo. A los hombres les cuesta mostrarse vulnerables.
    Me gusto tu entrada y me hizo reír el video.
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Son más los hombres que no se animan a decirlo? ¿o las mujeres también tienen dificultades?

      Es una buena reflexión, por ahi el hombre se anima más a declararlo por primera vez para lograr conquistar a la mujer amada, pero luego, una vez establecida la relación, es la mujer la que en el día a día confiesa más libremente su amor.

      Eliminar
  5. Estimado, estoy de acuerdo, aunque algo exagerado en el video y mucho más real en tu entrada, la sensación de no dar el "pinet" es común en el período previo a la declaración. Desde ahí y hasta que dure el enamoramiento, las percepciones sobre el otro adquieren un grado de subjetividad suprema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El video es exagerado, y es totalmente intencional, pero toda exageración lleva algo de verdad.

      Pasar el período de la subjetividad suprema, es todo un signo de madurez en la relación.

      Eliminar
  6. jajaja ...me dio mucha risa el video, es exageradísimo en la comparación! Y sabemos que comparando siempre hay uno que pierde...
    Claro, todo lo idealiza!, y con temor o timidez excesiva no podremos jamás saber si esa persona es TAN "ideal" como pinta... ;)

    Liberarse de los temores es el llamado!, creo que no perdemos nada confesando, si nada decimos nada obtendremos tampoco. Hay que atreverse (lo hice una vez, muy muy jovencita (no me fue mal)... Sólo una porque el resto de las relaciones fluyeron de otra forma).
    Y me parece super valorable lo que dices tú en una respuesta: "Pasar el período de la subjetividad suprema, es todo un signo de madurez en la relación". Es así, y ahí ya es otra cosa, hablamos de amor maduro ( el otro no ha pasado ningun proceso aún, y si no se atreve ni los pasará!).

    ABRAZOS MILES!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo también que cuanto más tiempo pasa en confesar el amor, la idealización aumenta cada vez más, porque seguimos solo imaginando las cosas buenas de la otra persona y negando los defectos.

      La única forma de dejar de idealizar, es que la otra persona acepte nuestra declaración, porque si nos dice que no...qué pasa? seguimos idealizando? más que antes o menos que antes?

      Eliminar
  7. Yo me declaré una vez y lo estuve haciendo durante cinco años más, después me dejó, ya no le interesaban mis declaraciones.

    C'est la vie! Divertidísimo el vídeo! Yo creo que aunque no lo vayamos a reconocer, si que se llegan a pensar esas barbaridades.

    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fui el primero en reconocerlo!

      Todo lo que se hace basado en un sentimiento bondadoso, está bien hecho y no merece arrepentimiento.

      Eliminar
  8. el amor y el enamoramiento no es lo mismo... en el último influyen las hormonas, feromonas, fantasías varias, etc!!! de todas maneras es muy especial cuando un otro te dice cuánto le gustas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando ese sentimiento es recíproco, ni te cuento!

      Eliminar
  9. Las declaraciones son muestras de coraje que pocos dan en estos tiempos, sean hombres o mujeres, pero las que merecen siempre una valoración especial. No es fácil decir lo que se siente sabiendo que no se tiene ninguna garantía más allá de indicios o cosas previas a la confesión.
    Hoy en día la gente necesita seguridades - me incluyo en ese grupo- y se olvida que en el amor son muy difíciles de lograr y están sujetos a muchos factores. Aveces lo que parecemos ver no es, y otras veces, las mejores, lo que vemos es sólo el principio. ¡Y es por eso que vale la pena arriesgarse después de todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué dificil es volver a arriesgar cuando uno ya tiene un historial que hace que las estadísticas no se encuentren a su favor.

      A pesar de eso, hay que seguir arriesgando, sino, qué nos queda?

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?