Encontrar



Ciego y autista, este pianista puede tocar cualquier pieza tras escucharla una sola vez.

Derek Paravicini no puede distinguir la derecha de la izquierda, pero es capaz de tocar en su piano cualquier pieza musical después de escucharla una sola vez. Tiene lo que se conoce como oído absoluto y una prodigiosa capacidad musical que se relaciona con el 'savantismo' (o síndrome del sabio), que se da en algunas personas con algún grado de minusvalía.

Derek nació el 26 de junio de 1979, casi cuatro meses antes de lo previsto, en el seno de una conocida familia: es biznieto del escritor Somerset Maugham y su tío fue el primer marido de Camilla Parker Bowles. Sobrevió, pero salió de la unidad de neonatos ciego y con problemas de aprendizaje. Además, se le detectó autismo.

Cuando tenía cinco años, el profesor de música Adam Ockelford se topó con él. Las tremendas dificultades que tenía Derek para comunicarse se derrumbaron cuando empezó a tocar el piano. "Para Derek, la música es su lenguaje. No es muy bueno con las palabras, pero cuando toca, es como un poeta, puede decir y hacer lo que quiera", explica Ockelford desde el Reino Unido.

"Al principio", recuerda su profesor, "pensaba que el piano era sólo para él, no para nadie más, y me solía echar. Pero gradualmente empezó a entender que a través de la música podía relacionarse con otras personas".


Todos somos especiales y tenemos algo que nos hace diferentes. A veces es más fácil y otras más difícil darnos cuenta de eso "especial" que tenemos y que nos hace feliz llevarlo a cabo. No sé si fue el destino o las casualidad que hizo que Derek se cruzara con un piano, pero si vos te cruzás en algún momento con el tuyo, no lo dejes pasar, sentate en el asiento y disfrutá de tocarlo.

8 comentarios:

  1. No es facil cruzarse con tu don, quizas hay que buscarlo, probar. Quien sabe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es fácil o difícil, lo que es seguro es que si seguimos inmersos en nuestra rutina y no probamos, ahí sí que resultaría extremadamente difícil entontrarlo.

      Eliminar
  2. Me encanto Martin! beso grandee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado! Es súper inspirador...

      Eliminar
  3. Debido a mi 'profesión oficial' tuve que aprender mucho de esta condición, pero a eso le sumo los libros de Oliver Sacks, que hace una mezcla de ciencia y arte, y nos enseñan lo mejor de estos seres maravillosos.
    Un fuerte abrazo, Martín.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a "investigar" un poco sobre Oliver Sacks a ver con qué me encuentro. Hay que aprender a no temer a lo diferente, porque todos lo somos, simplemente que algunso tienen sus diferencias un tanto más expuestas.

      Eliminar
  4. ¡Cómo toca por favor! Me encantó la pieza...
    Estoy de acuerdo con eso de que todos somos especiales, y que te sientes a tocar tu piano, aunque es lo que decís, primero hay que encontrarlo...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeño detalle, cuán dificil es encontrar nuestro piano, y cuando lo encontramos, animarnos a tocarlo!

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?