Pensamientos


Se subió al colectivo y se sentó al lado mío. “Sos lindo” me dijo, o eso creí entenderle. No llevaba mucha práctica con esto de leer pensamientos, pero me pareció haberlo entendido bastante claro.

Igualmente una táctica para poder corroborar que no había sido un mal entendido, es pedirle a la otra persona que haga algo, para corroborar que esa persona también puede entender lo que uno piensa. En ese momento mi pensamiento le dijo que si efectivamente me había dicho que era lindo, que se acomodara el pelo atrás de la oreja.

Pasaron 3 segundos, y no sólo se acomodó el pelo, sino que al instante esbozó una hermosa sonrisa, sin que yo se lo haya pedido.

Me comentó que hacía mucho tiempo que intentaba conversar con otra gente mediante los pensamientos, y que era la primera vez que lo lograba, lo que le provocaba cierto pudor, sobre todo porque pensó que jamás la escucharía cuando me dijo que era lindo, y por eso se arriesgó a decírmelo con su pensamiento.

Nuestra conversación siguió su rumbo por diversos temas, pero jamás nuestras miradas de cruzaban. Es como una regla implícita cuando uno entabla este tipo de conversación poco convencional.

En un momento comenzó a contarme que le gustaba cantar, que no era su profesión, pero que lo hacía porque sentía que se liberaba cada vez que cantaba. Su sueño era recorrer los teatros menos conocidos, pero más cálidos del mundo, pueblito por pueblito. En medio de su descripción de la gira mundial que le gustaría hacer se levantó y bajó del colectivo en forma sorpresiva, o por lo menos para mí, ya que en ningún momento dejó de contarme el recorrido de esa gira. El colectivo arrancó, siguió su camino, cada vez nos alejábamos más, la vi doblar la esquina, pero seguía contándome de las aventuras que en algún momento le gustaría emprender.

Me dio temor pensar que había sido todo parte de mi imaginación, asi que preferí dejar de escucharla, me puse los auriculares y comencé a escuchar algo de música.

A la noche, cuando me fui a dormir, aquella voz del colectivo me dijo “No puedo dormir, ¿estás ahí?”

19 comentarios:

  1. ¡Qué bonito sería si fuera tan fácil!. Bonito o aterrador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda nueva forma de comunicación al principio parece aterradora.

      Imaignate un aparato que lo llevás con vos y cualquier persona, en cualquier momento, puede llamarte, ubicarte y charlar con vos, sería aterrador.

      Eliminar
    2. Perdón, em acaban de confirmar que ya existe ese aparato, y que lo tiene todo el mundo.

      Eliminar
  2. Ahhh que tierno!
    me encantó. Confieso que alguna vez lo intenté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen los que están plenamente enamorados y son corrrespondidos, que no les hace falta hablar para saber lo que el otro piensa. Asi que creo que vale la pena seguir intentando, que por ahi en algún momento funciona!

      Eliminar
  3. Muy bueno.Te cuento que me pasó lo mismo pero en sueños. Es decir me encontré con una amiga en mi sueño y compartimos buenos momentos. Antes de despedirnos, en mi sueño, convinimos que una vez despiertos confirmariamos, al vernos, la realidad del sueño.Al verla ella se mostró muy divertida con mi relato y quedamos en un nuevo encuentro. Hoy es mi esposa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me acuerdo de mis sueños, por lo tanto, en mi caso, ese método dificilmente pueda funcionar.

      Eliminar
  4. Que mala es la esquizofrenia. Aunque en una serie vi una vez un caso más raro. Era un individuo de 16 años, que oia voces en su cabeza. Se trataba de un embrión gemelo que no se había desarrollado y que se había quedado durante el desarrollo de esta persona en su cabeza metido. Haztelo mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen las personas como vos, que lo ven como un problema, y las personas como yo, que lo ven como una bendición.

      Lo importante no es tener o no esquizofrenia, oir o no oir voces, lo que importa, finalmente, es ser feliz.

      Eliminar
  5. No estaría mal comunicarse así, bueno solo con quien desearamos ¿no? fantasia pura en este relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! No implica que uno pueda andar leyendo los pensamientos de la gente.

      Eliminar
  6. parece la película de Mel Gibson, que escucha solo los pensamientos de las mujeres... me gustó el relato, muy bien construido ademas e ingenioso...

    pero no funcionaría con las mujeres, ellas solo quieren hablar... y mucho ja.... salu2....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente más de una mujer no pueda aguantar las ganas de transformar aquellos pensamientos en palabras emitidas por su voz. Igual es una buena forma de anticipar una buena charla.

      Eliminar
  7. Muy bueno, imaginativo pero bueno.
    Un abrazo
    Rosi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entendí el "pero" de tu comentario, yo le hubiese puesto un "y", es decir, imaginativo y bueno. Según tu visión, o mejor dicho, lo que yo interpreto de ella, parece que lo imaginativo no suele ser bueno.

      Eliminar
    2. Sí Martín, efectivamente es como tú dices. Me expresé mal.
      Gracias por la corrección.
      Un beso
      Rosi

      Eliminar
  8. No te digo que está bueno el texto, sino que está impecable. Ahora, lo que estaría buenísimo es que así pudiéramos comunicarnos, siempre tan pensativos y abstraídos, nosotros y los otros en un bondi.
    Por día, entre ida y vuelta, paso tres horas en viaje. Imaginate cuántas veces he querido romper esas barreras...

    ¡Besos Martín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pregunto que pasaría si en lugar de intentar "charlar" con los pensamientos con la gente del colectivo no soltás un simple "Hola" a ver qué pasa. ¿Por qué te daría menos pudor hablar con los pensamientos que de la forma convencional?

      Eliminar
    2. Pasó una vez, y gracias a la literatura de Cortázar. Estaba leyendo 62, modelo para armar, mientras volvía de la facultad. Eso sí, no sé si quiero que se repita por curiosa o porque al final, no soy tan antipática.
      ¡Besos Martín!

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?