El Show de Martín

Existe un 89,36% de probabilidades de que en algún momento hayas pensado que tu vida era parte de un gran guión, y que la gente que te rodea son todos actores secundarios de tu historia. Ese pensamiento ocurre en forma más profunda cuando existen muchas casualidades que hacen que pienses que evidentemente eso no puede ser mera culpa del azar, sino que tiene que haber alguien atrás de eso, guionando todo lo que pasa a tu alrededor.

Puede ser que ese pensamiento te haya venido después de ver la película “Truman Show”, pero si lo tuviste antes de ver esa película, seguro se te pasó por la cabeza pensar que el guionista de tu vida lo hizo a propósito para que pienses que tu idea no era original y que te quites ese pensamiento de la cabeza.

Tengo que admitirte que en algún momento yo también creí que podía ser el protagonista de una historia armada por alguien y que todos los que me rodean no hacen más que “decorar” mis historias.

La realidad es que en estos momentos estoy casi convencido que no formo parte de un guión, ni una historia que es trasmitida a lo que podría llamarse “mundo real”. A esta conclusión llegué porque creo que mi vida no es “marketinera”, no es una vida la cual muchos envidiarían. No es una vida que tenga atractivo como para que haya gente del otro lado pendiente de lo que me pueda o no pasar.

Ojo que lo que dije en el párrafo anterior no es malo ni bueno en sí mismo. Hay historias de vida que son más atractivas para ser escuchadas y/o vistas, y otras no tanto. Mi vida creo que es una excelente vida para ser vivida por mi, por como soy, y por mis circunstancias  Soy muy feliz en esta vida que estoy transitando, pero eso para nada implica que sea interesante para un eventual espectador.

Igual hay una razón mucho más potente que la anterior para estar seguro que mi vida es real y no es parte de un guión, y esa razón sos vos. Sí...! vos que estás del otro lado sos parte de mi vida leyendo las cosas que escribo en el blog, y como sabés, no sos una persona que està actuando en mi vida, Entonces si vos no sos un actor o actriz que forma parte de la telenovela de mi vida existen dos posibilidades, o mi vida no es una telenovela o…el guión tiene dos protagonistas, y en algún momento de nuestras vidas nos encontraremos.

18 comentarios:

  1. Muy interesante el último razonamiento.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último razonamiento es lo que termina inclinando la balanza hacia la cordura en caso de convenserse de la primera opción, o hacia la fantasia en caso de creer en la segunda.

      Eliminar
  2. Yo nunca me sentido que alguien manejara mi vida, siempre he pensado que la única persona responsable de mis actos era yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente no fui claro. No quise decir que vos no eras responsable de tus actos, sino, y explicado de una forma más simple, quise decir que todos los que te rodean son actores que forman parte de una novela la cual vos no estas enterada que sos la protagonista.

      Eliminar

  3. Desde el 10,64 % de probabilidad, te aseguro que nos encontraremos. Mi vida es tan personal que no puede ser imaginada.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo que esta vez puede ser que la ficción supere a la realidad.

      Eliminar
  4. cuando vengas a Chile nos juntamos!!!!
    creo que mi vida es tan poco... televisiva... no encajo en lo que se vende televisión. No son razones sacadas de un ensayo de universidad o de un estudio para genios... la razón es que no vendería... porque no soy modelo flaca, con tetas falsas, rucia, mal vestida, mal hablada, enredosa, puta (un poco), ddrogadicta... mentirosa y hueca... soy demasiado normal ¿o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una de esas en el "mundo real" lo que llama la atenciòn es tal cual sos vos, y no lo que es "televisivo" en el mundo que te rodea.

      Eliminar
  5. Personalísimo final, honey... nos encontraremos? Quizá, paseando por alguna plaza...

    ResponderEliminar
  6. ...nos cruzamos, nos giramos...y lo demás está por escribir, como todo en la vida, está por escribir...

    ResponderEliminar
  7. Que buena película, me encanto! admito si, que quizás en algún momento esa idea de que todo era armado y que tendría que haber un guión de por medio, pasó por mi cabeza. Pero nosotros somos los verdaderos guionistas, nadie más...
    Tus entradas siempre muy interesantes, felicitaciones! BESO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de ser nuestros propios guionistas es que sólo guiamos nuestra vida y no la de los demás, tal como había un supuesto verdadero escritor.

      Eliminar
  8. Podría hablar sobre la voluntad de Dios, la marca del destino o la lucidez de la razón. Pero creo que se trata de decir lo que uno siente. En ese aspecto mi ego no me permite asumir que alguien esté guionando mi vida pero son tantas las dudas que es difícil que piense que soy yo el que decide como escapar del dolor y alcanzar el placer.Me gusta pensar, como lo hacía naturalmente en mi niñez, que soy un explorador que trata de descubrir en los pequeños hechos de la vida cotidiana donde se esconde la princesa que espera mi beso para contarme la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa si es real o ficción lo que uno piense y crea, sino simplemente que a uno lo haga feliz.

      Eliminar
  9. A veces pienso que somos solamente los protagonistas de un guión que no se bien quien lo hizo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que si alguien lo escribió, que haya pensado en un lindo final.

      Eliminar
  10. Tengo que admitirte que en algún momento yo también creí que podía ser el protagonista de una historia armada por alguien y que todos los que me rodean no hacen más que “decorar” mis historias.....
    Excelente reflexion me he sentido muy identificado
    saludos

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?