Conversación


En algún momento, mucho tiempo atrás, no existían las palabras.

Probablemente había otras formas de comunicarse, y eran más importantes las miradas, las sonrisas, los sonidos, las caricias.

Muchas veces las palabras entorpecen las conversaciones, porque generalmente nunca alcanzan al momento de expresar los sentimientos más profundos y sinceros.

Pensándolo un poco, y no creyendo equivocarme, mis conversaciones más interesantes y que nunca se me olvidarán, fueron en silencio.

10 comentarios:

  1. Es que hay silencios y silencios, estos tuyos son de los que gustan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay silencios que incomodan y uno cree que es mejor llenarlos con palabras. En el momento en que deja de incomodar, es cuando efectivamente se produce la conexión,

      Eliminar
  2. El sielncio habla por si mismo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un silencio a veces vale más que mil palabras.

      Eliminar
  3. Silencios, miradas, caricias,...
    Agrego el tango. Cuando bailo el tango me comunico sin palabras con el otro y expresamos cosas muy profundas. Magia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces creemos que para que nos entiendan tenemos que hablar, y a veces hay otras formas de comunicarse más profundas y sinceras.

      Eliminar
  4. Pues sí, llevas toda la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno en determinadas ocasiones y sobre determinados temas en particular, saber que hay gente que piensa y siente como uno.

      Eliminar
  5. "Veo una voz", de Oliver Sacks, Ed. Anagrama.
    Un viaje de ida, posta.

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.