Reglas de Juego


Se debe dejar de jugar en el momento en que uno de los participantes comienza a sufrir. En ese momento ambos deben dejar la partida en forma obligatoria, ya que el participante que está sufriendo, probablemente sea el que menos querrá abandonarla.

17 comentarios:

  1. Hola Martín:

    Desde el momento que uno sufre se debe abandonar... todos los juegos; algunos pueden llevar tanto tiempo como una vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando la razón dice que abandonemos y el corazón aún no se dió por vencido.

      Eliminar
  2. Tienes razón, el que sufre es el que no quiere abandonar, está bien marcar las reglas antes de empezar el juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el juego tiene que tener como premisa, la sinceridad de ambas partes, sino se puede complicar.

      Eliminar
  3. ¿Qué pasa si sufren los dos? Es muy difícil soltar...
    Me siento muy identificada y sorpresivamente conmocionada por la respuesta que le diste a Moon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy dificil soltar, pero que libre se siente uno cuando ya no hay ataduras!

      Fácil? Ni un poco.

      Obviamente te hablo desde la teoria, y no desde la práctica.

      Eliminar
  4. Y eso es válido para todas las jugadas de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más fácil cuando jugamos al solitario, pero no es tan divertido.

      Eliminar
  5. En pocas líneas has dicho algo tan crudo como real, pero no todos suelen acatar esas reglas.
    Muy bueno!!!
    Cariños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seamos sinceros, pocos leemos las reglas antes de empezar a jugar.

      Eliminar
  6. Yo creo que no hay reglas. Muchos sufrieron sin dejar de jugar y luego encontraron nuevos espacios para seguir jugando sin sufrir. Para continuar con la metáfora, cuando comienza el sufrimiento una posibilidad es cambiar el tablero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que esté mal jugar, pero cuando uno sufre, lo mejor es abandonar ese juego, y una solución, tal como decís, es cambiar el tablero.

      Es muy arriesgado seguir jugando a pesar del sufrimiento pensando que luego el mismo desaparecerá.

      Eliminar
  7. El problema es que no siempre nos damos cuenta que estamos jugando, o sí sabemos, pero no de qué juego se trata.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se sufre y ni siquiera se sabe a qué estamos jugando, mejor pedir un minuto, hacer una pausa y ponerse a pensar si queremos seguir por ese camino.

      Eliminar
  8. Muy cierto!!! Es muy dificil ser el jugador que sufre pero tampoco son imposibles los cambios!!!!

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.