Límite de velocidad

Esa sensación extraña del paso del tiempo. En un principio, y sin pensarlo demasiado, puedo caer en el error de creer que mis últimos 10 años pasaron muy rápido. Ese mito cae por su propio peso cuando me detengo a pensar todas las cosas que viví en ese tiempo, las buenas, las malas, y las que me resultaron indiferente.


2 comentarios:

  1. Mejor que hayan sido cosas buenas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas malas también nos hacen dar cuenta de que estamos vivos.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.