¿Como si fuera el último?



Seguramente escuchaste más de una vez la siguiente frase:

“Disfruta cada día como si fuera el último”

Te la repito para que la leas bien:

“Disfruta cada día como si fuera el último”


Si tengo que ser sincero, me resulta muy extraña esa frase. Si de verdad fuese mi último día no creo que lo disfrutase demasiado, tendría mil sentimientos antes de sentir disfrute. Me encantaría sentirme orgulloso de todo lo vivido y se lo feliz que fui los días anteriores a ese último día, pero difícilmente sea un día que pueda disfrutar.

También hay gente que recomienda vivir el día como si al siguiente se acabase el mundo. Acá ya no sería yo la persona que dejaría de existir al otro día, sino que seríamos todos los que dejaríamos de vivir. Sin embargo esta frase es mucho más perversa, porque si el mundo no se acaba, como efectivamente viene sucediendo, al otro día si hiciste lo que podría tener ganas de hacer un día antes de que se acabe el mundo, o terminaría en una cárcel o en un manicomio, o como mínimo me quedaría sin trabajo.

Yo creo que lo mejor es disfrutar el día a día al máximo, pero sabiendo que al día siguiente y los sucesivos, también los voy a querer disfrutar al máximo.

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, hay que vivir cada día, como un día especial porque nosotros nos lo merecemos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es que realmente si viviera cada día como si fuera el último es verdad que no haría las mismas cosas que hago hoy pero tendría tantas cosas que hacer que no me daría tiempo, además estaría tan concentrada en vivirlo que no disfrutaría de los pequeños detalles del día a día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pequeños detalles suelen ser los que hacen verdaderamente a la felicidad.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?