Dudo



Hasta ahora ninguna idea logró convencerme de la razón de por qué estoy en este mundo. Desde razones religiosas y místicas, hasta las más pragmáticas no hicieron que pueda comprender si hay algún propósito que deba cumplir o por el cual vivir.

Cortázar escribió alguna vez: "Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha, al mismo tiempo, fue el no aceptar las cosas como me eran dadas. A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra madre era la palabra madre y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mí un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba. En suma, desde pequeño, mi relación con las palabras, con la escritura, no se diferencia de mi relación con el mundo en general. Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas."

Ojalá hubiese podido conformarme con alguna de las tantas ideas, algunas más cuerdas y otras más locas, de qué hago yo acá, pero no. Me hago preguntas todo el tiempo, y no niego que en algún punto me siento bendecido de poder hacérmelas, ya que eso es un indicativo de que no hay problemas terrenales que puedan afectar mí día a día y me nieguen la posibilidad de dudar. Hay gente a la cual le resulta mucho más difícil dudar, porque su día a día no se lo permite y tienen que actuar para sobrevivir, y bien dije sobrevivir, y no vivir.

Después están los que simplemente no les surge la inquietud, por lo menos no en los años de plena vitalidad. Tiene objetivos los cuales van cumpliendo sin preguntarse por qué o para qué y van avanzando mezclando momentos de felicidad y de tristeza, en sus mejores versiones, porque hay otros que ni siquiera tienen el placer de sentir y solo avanzan. Lo que no les deseo a esta gente es que esa duda les surja en sus últimos momentos de la vida, porque ahí mirando en retrospectiva puede ser muy frustrante preguntarse para qué uno hizo lo que hizo.

Una vez más, y con más sentido en este post que nunca, no esperes una verdad revelada al finalizar estas palabras que escribo, porque las pocas certezas que pueda llegar a tener me aburre compartirlas, así que una vez más comparto mis dudas, que tal vez, sean el motor que hace que siga avanzando.

2 comentarios:

  1. Hola. es positivo compartir las dudas porque siempre encontramos respuestas inspiradoras que nos permiten seguir hacia adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no haya respuestas que nos conformen, el hecho de compartir las dudas tambien nos hace un poco más livianos para seguir avanzando.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?