Vida finita


Somos más de 7 mil millones de personas en este momento en la Tierra, lo cual parece mucho, pero si pensamos en la cantidad de gente que pasó por este mundo ahora estamos vivos apenas el 6,5% de toda la gente que alguna vez nació en este planeta.

Lo que me hace pensar es que somos parte de un momento de la historia de la humanidad tan prescindibles en forma individual como lo fueron nuestros antepasados y lo serán nuestros descendientes.

Hasta ahora los que mueren día a día son los demás, por eso no me afectan tanto sus muertes, aunque es verdad que cuanto más cercana a mi es la persona que muere sí me siento afectado emocionalmente, pero no tanto como si me dijesen que el que está por morir soy yo.

En ese caso me daría cuenta que todo seguiría más o menos igual sin mí en esta vida, todo seguiría avanzando y más pronto que tarde (en términos de tiempos de la humanidad) seré olvidado. Sería plenamente consciente de lo poco relevante que soy para el funcionamiento de la sociedad en su conjunto.

Eso hace que le reste importancia a mi propia vida, y al contrario de lo que podés pensar, eso me hace intentar disfrutarla mucho más, porque nada es tan importante para mí, como mi propia vida finita.

1 comentario:

  1. Da qué pensar ese número tan pequeño... Aunque seguir pensando en un futuro muy lejano ya no parece una opción muy probable.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?