¿Qué pasó?

Cada vez son más los que se dan cuenta que nadie los obliga a hacer lo que estaban haciendo y se animan a hacer que cada día de sus vidas tengan algo de diferente.

Antes el consuelo era que trabajar, aunque sea de algo que no te gustara, era una forma de sentirse seguro y lograr una cierta estabilidad.

No sé si por suerte o por desgracia cada día nos damos cuenta que cada vez más esa supuesta estabilidad puede romperse muy fácilmente, y eso es lo que nos hace darnos que es mejor ser nosotros los que decidamos y arriesguemos sobre nuestro futura y no alguien que un día nos dice que somos prescindibles.


2 comentarios:

  1. Todos somos prescindibles aunque somos únicos, debemos desarrollarnos en aquellos quehaceres que nos satisfagan. Siempre que sea posible vivir de ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en la mayoría de los casos podemos vivir de lo que nos gusta, pero depende de nuestras aspiraciones.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?