À Beira do Caminho


El otro día fui al cine a ver la película brasilera “À beira do caminho” en la cual la gran mayoría de la película transcurre en la ruta. Más allá de que es una película recomendable, uno de los tantos camiones que aparecen tenía una leyenda que decía:

“Vivir es como dibujar sin una goma de borrar.”

Los siguientes minutos de la película me distraje un tanto del argumento pensando en esa frase y sus paralelismos con la vida real intentando descifrar cuán cierta podía ser, y me sorprendí a mí mismo estando muy de acuerdo con aquella frase que al principio parecía más simple que certera.

Nacés sabiendo que en la vida no hay goma de borrar. Te cuesta algunos choques contra la pared asimilarlo, pero te terminás dando cuenta que la vida es un continuo avance, que no podés volver atrás y cada acción que hacés no puede retrotraerse, por más que más de una vez te hayan dado ganas.

Siendo conscientes de lo anterior, hay diferente tipos de personas.

Están lo que sabiendo que no pueden borrar van dibujando extremadamente lento, teniendo mucho cuidado de todo e intentando asegurarse de no equivocarse, porque saben que si lo hacen no van a poder borrar ese error. Es verdad que pocas veces se equivocan, pero lo malo de este tipo de personas es que cuando llega el fin del tiempo, se dan cuenta que dibujaron mucho menos de lo que les hubiese gustado, su dibujo termina ocupando un muy poco espacio de la gran hoja en blanco que es la vida.

También es verdad que están los que ni siquiera se animan a empezar a dibujar, les da terror equivocarse, entonces prefieren quedarse quietos frente a la hoja en blanco para asegurarse de que no se van a equivocar. Naturalmente nunca se equivocan, pero tampoco supieron lo divertido que es ponerse a dibujar.

En el otro extremo al anterior están los que ni siquiera se dieron cuenta que no tienen goma de borrar, porque tampoco les interesa usarla al momento de equivocarse. Se ponen a dibujar, y si se equivocan dejan el dibujo y se ponen a dibujar en otra parte de la hoja, sin importarles que haya quedado parte del dibujo abandonado y queriendo ser terminado.

Para terminar, aunque creo que se me podrían ocurrir algunos más, está la persona que es consciente que no tiene goma de borrar, pero no por eso es extremadamente cuidadosa ni tampoco es temerosa de ponerse a dibujar. Empieza a hacerlo según lo va sintiendo, sabiendo que se puede equivocar, y al momento de que se equivoca como todo el mundo no deja el dibujo para hacer uno nuevo, sino simplemente se pone en perspectiva y con su creatividad intenta arreglarlo con nuevos trazos del lápiz. Probablemente no termine siendo tal cual lo pensó, pero es un dibujo mucho más cercano a la vida misma con trazos que no eran esperados, pero que con creatividad pueden hacer que incluso sea un dibujo mucho más lindo que aquel que se ideó originalmente.

Creo que tampoco es que podríamos catalogarnos en alguna de las cuatro formas de dibujar todo el tiempo. Hay momentos en nuestra vida en que nos bloqueamos y preferimos hacer una pausa y dejar de dibujar, y otros nos queremos llevar el mundo por delante y empezamos a dibujar sin importarnos mucho cual será el resultado. También hay momentos para ser más cuidadosos y conservadores asegurando lo que vamos a dibujar intentando equivocarnos lo menos posible, y finalmente hay momentos para avanzar sin miedo a lo que está por venir pero mirando para atrás para ver cómo está quedando el dibujo completo.

4 comentarios:

  1. He tenido que volver a leer tu texto, la primera vez me distraje con la frase es muy sabia.Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lastima que yo me distraje pero no pude volver atrás la película.

      Eliminar
  2. Una vez que largamos no se puede recomenzar... por eso hay tanta gente ansiando volver el tiempo atrás para no cometer ciertos supuestos errores, o no tomar algunas decisiones, etc. pero la vida sólo pasa una vez (hasta donde sabemos).

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gente se la,pasa pensando como remediar errores pasados en lugar de reflexionar para no volver a cometerlos en el futuro.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?