¿Cómo sos?



Para los que vivimos el inicio de internet no en nuestra temprana adolescencia fuimos viendo y viviendo diferentes cambios en la forma de interactuar con este nuevo mundo. No nos fue totalmente natural su existencia como a los que nacieron en los últimos 15 años, pero tampoco lo vivimos como algo extraño y difícil de entender.

En estos años hubo muchos cambios en la forma de interactuar. Me acuerdo cuando era casi indispensable ser anónimo en internet, que nadie pudiera acceder a tus datos y daba mucho miedo el acceso de otros a información personal. De hecho los primeros mails intentaban ocultar el verdadero nombre y apellido, sin embargo, tiempo después, nos dimos cuenta que era mucho más fácil que el mismo fuera nuestro nombre y apellido para que sea más sencillo de recordar.

Más allá de eso, y siendo más específico al objetivo que tenía al empezar a escribir esta entrada, me resulta curioso la forma que teníamos de interactuar con gente desconocida en internet hace algunos años y cómo lo hacemos ahora.

Me acuerdo que antes para charlar con alguien desconocido entrabas en un chat donde había mucha gente y aleatoriamente, y por un nick que te llamara la atención, te ponías a hablar. Primero no sabías a veces si era hombre o mujer, no sabías de donde era y mucho menos su edad. Te ponías a charlar sobre diferentes temas, gustos, inquietudes y después de que te resultaba interesante la otra persona en algún momento llegaba la pregunta: ¿Cómo sos?”. Ahí empezaba una descripción la cual era imposible descifrar como era verdaderamente esa persona. Te decían que median 1,65, que sus ojos eran color miel, contextura delgada y un lunar en la mejilla. Con eso uno ya se hacia un mundo.

Pasados los años todo eso se perdió. Es más, no sólo se perdió, sino que cambió el paradigma. Antes primero conocías a la persona, y más tarde te enterabas como era físicamente.

Ahora con los nuevos programas para conocer gente, lo primero que ves es una foto, una imagen de la otra persona, es decir, cómo es físicamente. Sin palabras ni comentarios. Una foto, la edad y de dónde es.. Luego de ver esa foto, y con esos escasos y duros datos, tenés que decidir si al verla te dan ganas y te resulta interesante charlar.

¿Qué es mejor o peor? No lo sé. Si sé qué es lo que tiene más éxito y es demandado por más gente.

5 comentarios:

  1. En el hipermercado, mientra te diriges a la caja, va a sonarte un tweet informándote que tal vez toque de nuevo comprar esa caja de galletas que tuviste a bien escoger en 7-8-14 y en 16-9-14.

    Ve renunciando a la privacidad....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo asumido. Tampoco tengo nada tan interesante que ocultar.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo!! Creo que somos de la misma generación.

    ResponderEliminar
  3. Primero se acaricia a una persona con la mirada, luego con las manos, más tarde, quizá, con los sentimientos en juego... Nunca se sabe.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?