Asimilar


La mayoría de las veces que me siento plenamente feliz, es porque estoy viviendo y sintiendo el presente, disfrutando ese instante.

La mayoría de las veces que me siento preocupado, es porque estoy pensando en el futuro.

Del presente y del futuro, el primero es real, el segundo sólo sucede en mi cabeza. La mayoría de las veces eso que sucede en mi cabeza, luego no se traslada a la realidad en un presente que en algún momento fue un futuro que me preocupaba.

Esto es algo que dije, de diferentes formas, varias veces en este blog. Dicen que uno para asimilar las cosas tiene que repetirlas.

14 comentarios:

  1. Coincido.La mayoría de las situaciones que me preocupaban que pasarían, nunca sucedieron. La minoría restante ocurrió de una forma diferente a la que había pensado.Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos preocupamos por cosas del futuro que jamás suceden...que desperdicio de tiempo!

      Eliminar
  2. Las cosas del pasado también preocupan y arruinan la experiencia del presente, aunque el pasado tampoco existe más que en la mente. Creo que esto no se puede "entender", del mismo modo que no se entiende cómo se debe tocar un instrumento o manejar un auto. Simplemente se ejercita, y la práctica hace que cada vez seamos mejores en eso: sostener la atención en el presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a comentar también sobre el pasado, y es algo parecido a lo que sucede con el futuro, sólo sucede en nuestra mente, y no puede ser modificado.

      Como bien dijiste en la última frase, el objetivo es poner la mayor energía posible en el presente.

      Eliminar
  3. Hay cosas que por más que nos las repitamos, no las asimilamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No será que te repetiste mucho esa frase y por eso no asimilás lo otro?

      Eliminar
  4. mmm el pasado es algo real también, para eso está, para que uno lo piense... preocuparse taaanto por le futuro no es tan bueno en general... mas que uno piensa en pavadas y no en cosas importantes jaja... no sé... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el pasado hay que pensarlo, pero no estancarse allí y sufrir por ello.

      Eliminar
  5. Uno baraja las cartas en la mente, ahora, una vez que las pone sobre la mesa se le dió vuelta la partida... Así nos cueste enormemente, no hay que adelantarse a los acontecimientos.
    Hay una frase que me gusta mucho y dice: "lo inevitable no merece nuestro miedo" Considero que es un poco así...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que en este presente no sabemos de qué se trata lo inevitable.

      Los que no creemos en el destino a veces sentimos una gran responsabilidad por las cosas que hacemos. Igualmente, pase lo que pase, depende de cada uno de nosotros como tomarnos esa situación.

      Eliminar
  6. Perdemos, o ganamos mucho tiempo analizando el pasado preparando el futuro y el presente se nos queda pequeño. Siempre me dejas pensativa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor, es que en el único momento en que verdaderamente vivimos y las cosas suceden, es en el presente!

      Eliminar
  7. Me atrevería a decir que toda mi vida, al igual que la de muchos otros, es un vaivén de idilios-propuestos en un presente- sobre el futuro incierto .
    Sí.Los golpes frente a lo incumplido duelen (y mucho) pero peor sería no tener expectativas al respecto ¿No? A pesar de que el presente siempre quede tamizado por lo que podría haber sido. (Y así sigue pasando mi presente en modo Subjuntivo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que pensar en el futuro también hace que nos movemaos en el presente, pero instalarse en un futuro incierto y preocuparse por ello, no debe hacer que dejemos de vivir y sentir en el momento en que estamos viviendo, ya que en un futuro, probablemente querramos volver a ese presente para poder disfrutarlo como no lo hicimos en su momento.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?