Me voy de Coca-Cola

Como no se me ocurrió nada original ni interesante para hacer una entrada, te dejo el discurso de Bryan Dyson cuando dejó el cargo de Presidente de Coca Cola, al que sí se le ocurrió algo interesante para compartir:

"Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando cinco pelotas en el aire". Estas son: Tu Trabajo, - Tu Familia, - Tu Salud, -Tus Amigos, y Tu Vida Espiritual, y tú las mantienes todas éstas en aire.

Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada e incluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.

Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso. Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo. Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos. Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente. Y sobre todo...crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno. Shakespeare decía: Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué?, porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, ¡por eso ámala!

Vive intensamente y recuerda: Antes de hablar...¡Escucha ! Antes de escribir... ¡Piensa ! Antes de criticar...¡Examina ! Antes de herir...¡Siente ! Antes de orar ¡Perdona ! Antes de gastar... ¡Gana ! Antes de rendirte ¡Intenta !

ANTES DE MORIR...¡¡ VIVE !!

14 comentarios:

  1. Muy interesante el símil con las pelotas, hay quedarle importancia a lo que de verdad la tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente uno se suele dar cuenta cuando alguna de las otras pelotas se rompen o dañan.

      Sería bueno darnos cuenta antes que la del trabajo rebota!

      Eliminar
  2. Muy bueno, creo le estoy "dando demasiada bola" a la pelota equivocada..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si cuando queremos prestar atención a las otras pelotas nos damos cuenta que ya están todas marcadas.

      Eliminar
  3. Me encanto la metafora de las pelotas, y sin darle mucho analisis te das cuenta que es asi, el trabajo siempre vuelve mejor o peor que otro pero vuelve.
    Linda entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El resto de las pelotas también suelen volver, pero requiere mucho más esfuerzo recogerlas, y no vuelven en el mismo estado original.

      Eliminar
  4. Si amamos nuestro trabajo, también es una pelota de cristal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay excepción, pero lamentablemente parece no ser la regla.

      Eliminar
  5. Perfectamente podría pasar por un comercial de coca-cola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora se entiende mejor el trasfondo de las publicidades.

      Eliminar
  6. Cierto....lo único que no se resuelve es la muerte....mi esposo a fallecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas cosas no se resuelven, pero hay que darle la importancia relativa que cada una se merece.

      Eliminar
  7. Yo soy mas bien pelotuda... tendre muchas mas pelotas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pelotuda es tener pelotas grandes, fijate si por ahi estás agrandando la pelota equivocada.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?