La crisis de los...


Generalmente se suele decir que existen en diferentes momentos de la vida ciertas crisis, y estas están relacionadas con las cifras redondas. Probablemente no tanto cuando cumplís los primeros 10 años de vida, ni tampoco creo que sea una crisis, o por lo menos no escuché que así lo sea, cuando cumplís 70, 80 o 90.

La realidad es que existe, no sé si crisis, pero sí ciertos replanteos y revisiones de lo que estás haciendo y querés hacer cuando cumplís 20, 30, 40, etc. Creo que estos momentos movilizadores que solés vivir cuando cumplís estas edades, y ojo, que en algunos casos puede darse algún año antes o alguno después, se debe a que sos más consciente del paso del tiempo.

Creo que estos replanteos cuando cumplís estas edades se deben a que en el pasado cuando imaginabas tu futuro, siempre te preguntabas cómo iba a ser tu vida precisamente en esos momentos. Por ejemplo a los 15 años no te preguntabas que podría llegar a ser de tu vida a los 34 o a los 46, sino que te preguntas qué sería de tu vida a los 30, 40 o 50. Entonces una vez que cumplís esas edades te hacés un replanteo si verdaderamente estás haciendo lo que te hace feliz, porque te das cuenta que el tiempo avanza, y que cada vez queda menos tiempo para vivir esa vida que siempre soñaste.

Si estás metido en una rutina que se encuentra lejos de aquella vida que imaginaste y querías un tiempo atrás, y esa vida la seguís proyectando y posponiendo para los próximos 10 años, pero sin estar haciendo nada por ella, es cuando aparecen las dudas y los replanteos.

24 comentarios:

  1. Yo me imaginaba casado y con hijos a los 27. Gracias por deprimirme jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada...! Ahora tenés la excusa para hacer algo divertido y sacarte la depresión.

      Eliminar
  2. yo tengo 38 y he pasado por la de los 30 y estoy proxima a la de los 40; creo que en cada una de las famosas crisis me he planteado los exitos y las derrotas... cuáles son las cosas que ya no hice, lo que nunca seré y qué busco (entre otras muchas cosas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y si probás con hacer un balance ahora en lugar de los 40? En una de esas podés empezar dos años antes a cambiar las cosas.

      Eliminar
  3. Tu lo dices, es igual tener 30 que 34, como los cumpleaños, el día que todos te pregunta como te sientes con un año mas, bueno de momento tengo un día mas que ayer, no he cumplido 365 de golpe. Nunca he sentido esas crisis ¿Seré marciana?
    Abrazos y buena entrada que con las prisas se me olvida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que seas marciana, probablemente al momento de hacer algún balance te quedás con lo positivo y las cosas a mejorar y no te quedás anclada en el pasado o en lo que hubieras podido hacer.

      Eliminar
  4. ¿ crisis existenciales?

    yo no se si tiene que ver con la edad o la existencia.

    Besos, interesante entrada.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que son más autogeneradas que reales las crisis de los números redondos.

      Eliminar
  5. Ya he pasado por varias decenas, cinco para más datos, y aún no he entrado en crisis, o tal vez no he salido de la primera y por eso no me doy cuenta. Supongo que entrar en crisis o no tiene que ver con cada uno. Lo que sí creo es que generalmente no se toma consciencia que la vida pasa y, en algunos aspectos, se sigue razonando como cuando la esperanza de vida que queda por delante es de 40 o 50 años más. Para ejemplificarlo con algo simple, se siguen guardando cosas como si se fueran a utilizar y la probabilidad de hacerlo es cada vez menor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo realtivo del paso del tiempo. Uno ve grande a la gente 10 años mayor, pero una vez cumplida dicha edad, se sigue viendo joven y vital pensando que le queda mucho tiempo por delante. Subjetividad le dicen, o un intento de autoconvencimiento.

      Eliminar
  6. No he tenido crisis, vivo la vida como se va dando, y los planes que no fueron en su momento ya se haran realidad, o simplemente no son para mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que pensar que si un plan no se dá es simplemente porque "no son para mi". Si efectivamente queremos que dicho plan se cumpla, debemos seguir luchando por ello, o en el otro extremo, rendirnos y asumir una derrota, pero dejar que la inhercia se encargue de cumplirlos o no, no lo creo conveniente.

      Eliminar
  7. Llamémoslo cómo queramos pero que hay momentos en la vida de pararse un momento, sentarte, tomarte un café y hacerte unas preguntas necesarias, los hay.

    En mi caso, el último fue hace dos años y aún sigo tomando cafés.

    Besos y esperanza.

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras sea rico el café y se la pase bien, por más momentos así entonces. Sirven para poder preparar mejor el camino de lo que está por venir.

      Eliminar
  8. Estoy muy cerca de los cuarenta y hasta la fecha no he tenido ninguna crisis, por lo menos ninguna que tenga que ver con la edad. Cierto es que a los 10 años soñaba con tener una vida muy distinta, pero cierto es también que con la que tengo ahora estoy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo es distinto y las formas de ser feliz también de 30 años para atrás, a hoy.

      También nosotros cambiamos y representa inteligencia cambiar y ver la vida de forma diferente a lo largo de los años y a medida que vamos creciendo.

      Me alegro por esa felicidad!

      Eliminar
  9. Mis crisis no coinciden con las etapas especificas de los años terminados en cero. Son momentaneos o no soy consciente.
    Como seguidor de tu blog, ¿Como encaja esto con la filosofía de tu hermano? en una de las entradas anteriores en que comentabas el pasado, el futuro y el presente. ¿mejor no hacer balances y vivir el presente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo ser un ser muy contradictorio, sobre todo de las cosas que no tengo tan claras.

      Mi parte pragmática lucha con mi parte revelde, y depende del momento a veces gana una y otras es a la inversa. Dependiendo de quién esté triunfando en ese momento me inclino más por un pensamiento o por el otro.

      Tampoco creo que los extremos en estos casos sea bueno, es decir, vivir el instante sin pensar nada el futuro, ni tampoco pensar tanto el futuro que no nos permita disfrutar el presente.

      Eliminar
  10. El milagro es seguir día a día
    vivo,
    levantarse y dar gracias
    por ser y estar.
    Una reflexión plausible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, pero creo que tampoco hay que solo conformarse con eso, aunque no es poco.

      Eliminar
  11. Mis crisis, extrañamente, aparecen cuando todo marcha demasiado bien. Como dice una canción "El peligro del equilibrio"

    ResponderEliminar
  12. Alguna crisis alguna vez viene bien para replantearnos ciertas cosas. Crisis no es sinónimo de fracaso, y aunque existiera el fracaso, siempre se puede retomar, recomenzar o reandar...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es real que crisis no significa fracaso, y está en cada uno sacar la parte positiva que cada crisis conlleva.

      Eliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?