Hijos

Como toda idea que sale de mi cerebro, puede ser rebatida por mi mismo al poco tiempo, pero caminando por una calle sin rumbo fijo escuchando buena música me vino el siguiente pensamiento a la cabeza.

Las personas deseamos, o efectivamente tenemos hijos, para encontrar alguna justificación a nuestra vida.

Desde el punto de vista biológico, no suena tan raro, de hecho la mayoría de las especies tienen como principal objetivo continuar la especie, y el ser humano, en este caso, no debería ser una excepción.

Igual mi pensamiento va más allá de la visión biológica, sino algo más filosofal. Seguramente en algún momento de tu vida, si no es que exactamente te está pasando en esta etapa, te hiciste muchas preguntas filosóficas acerca de la vida. Después de pensar un rato sobre las mismas, me di cuenta que esas preguntas quedan totalmente anuladas en caso de tener hijos, es decir, que tienen una respuesta muchísimo más fácil en ese caso.

Algunas preguntas serían: ¿Qué es lo que me motiva a vivir? ¿Para qué hago lo que hago? ¿Qué es lo que deseo para mi vida en el futuro?

En el caso de no tener hijos, son preguntas extremadamente difíciles de contestar, y muy probablemente no tenga una respuesta clara ni constante en el tiempo. En cambio, en caso de tener hijos, las respuestas son casi obvias. Todos los padres dicen que al tener hijos te cambia la vida, y efectivamente debe ser cierto, ya que a partir de ese momento tenés una razón certera y convincente para vivir y hacer lo que hacés, que es tu hijo.

Hasta el momento de tener hijos no hay nada que justifique demasiado la necesidad de hacer lo que hacés, excepto tus teóricas ganas de hacerlas. Ahora bien, si no tenés hijos, y no disfrutás tu rutina del día a día, creo que es una buena oportunidad para replantearte si estàs por el camino correcto, o simplemente estàs avanzando por inhercia.

19 comentarios:

  1. Tengo -tenemos- dos hijas, las queremos, son la luz de nuestros ojos, pero -al menos yo- no me hice ningún planteo filosófico antes ni después que nacieran. Sólo las quiero y deseo su bien, y por ahora con eso me alcanza. Ya están grandes, no les rompo excesivamente las bolas, pero me tranquiliza saber que están bien.
    Seguramente debe existir algo más que el instinto de perpetuación de la especie, o no, tal vez solamente eso, pero, como te decía, por ahora no necesito nada más.
    Te mantengo al tanto.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente haya algo más que la continuación de la especie, y así lo creo también. El planteo venía más por encontrar una respuesta a las tipicas preguntas existencialistas, que supongo que tener un hijo te las resuelve bastante.

      Obviamente sería bastante pobre plantearse tener hijos para resolver esas preguntas, pero no deja de ser una realidad que seguramente en algún momento la mayoría de las cosas que hacías, eran en última o primera instancia, para y por tus hijas.

      Eliminar
  2. Tu comentario general te muestra muy generoso con la especie humana. Hay muchos que abandonan sus hijos y otros que no le prestan ninguna atención. Los animales son mas previsibles en cuanto a su actitud y por lo tanto mas respetables.Creo que con hijos o sin ellos es importante y necesario pensar sobre el sentido de nuestra existencia.Si bien en mi caso, como en el de muchos otros, el objetivo primario (biológico)es el de la sobrevivencia no tengo dudas que privilegio la continuidad de mis hijos sobre la mía.
    Saludos y agradezco tus reflexiones para reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me intriga entonces saber cuáles serán las razones para seguir avanzando y viviendo que tendrán aquellas personas que teniendo hijos los hayan abandonado.

      Eliminar
  3. en mi caso particular sólo sentí la necesidad de ser madre, con mi pareja lo conversamos mucho y simplemente sucedió además Dios nos bendijo con gemelos... (es de locos criarlos), pero son sólo ellos el motor de mi vida!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejemplificás lo que quise decir. Son el motor de tu vida, y no lo dudo en lo más mínimo. Pero cuán fácil es para vos determinar cuál es el motor de tu vida y cuán dificil e inconstante se nos hace a veces a los que no tenemos hijos encontrar la respuesta.

      Eliminar
  4. Yo no tengo hijos y es como que las respuestas al tipo de preguntas existenciales que planteás, parecen pasar por un lugar como más egoísta, centrado en uno. Creo que apuntás a que con la llegada de los hijos el eje se corre y las acciones de los padres pasan por la protección y el bienestar de sus hijos.
    En fin, estoy bastante de acuerdo con la teoría, pero no tengo forma de comprobarla por ahora :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo mal que cuando uno no tiene hijos las respuestas existencialistas sean un tanto más egoistas. Lo que me parece raro es que aún pensando que son egoistas igual muchas veces no hacemos lo que realmente deseamos.

      Las respuestas pueden estar más o menos claras, el problema es llevarlas de la teoría a la práctica.

      Eliminar
  5. Entonces....el motor de todo ser humano para seguir adelante es depositar nuestras inquietudes en otro ser, que a su vez depositará las suyas en otro ser....?

    Y tu motivación en tí mismo? Esto lo elaboro, te invito a mi blog en unos días...ciao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tipo de preguntas fue las que me hice para hacer esta entrada. Espero tu visión en tu blog en unos días.

      Eliminar
  6. Siento discrepar totalmente contigo, yo no quiero tener hijos y sin embargo tengo una gran motivación para vivir, que es disfrutar de la vida (en caso contrario ya me habría suicidado), y disfrutar de la vida implica elegir tu propio camino, y pensar en tu propio futuro, haya o no hijos de por medio. Sinceramente no creo que contestar esas preguntas teniendo hijos sea más fácil, las metas se las tiene que marcar uno mismo aunque obviamente tengamos que tener en cuenta a las personas que están a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada de malo en discrepar, todo lo contrario, si todos estuviesemos de acuerdo en todo, sería muy aburrido.

      Sigo creyendo que las preguntas existenciales se responden mucho más fáicl teniendo hijos, que si uno no los tiene. Si en tu caso no es asi, la verdad que te admiro, no es fácil para mi.

      Eliminar
  7. Hay muchas reflexiones
    complejas en tu artículo,
    no te aclaras con los conceptos
    ni con tu opinión,
    nada hay escrito sobre la vida
    de uno mismo,
    debemos ir creando nuestro camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir nuestras visiones de lo que nos sucede y de lo que pensamos es una buena forma de recibir visiones distintas que uno no percibe, y pueden aclarar nuestro panorama.

      Eliminar
  8. Precisamente, dudar, nos hace humanos....o eso dicen ;)

    ResponderEliminar
  9. Yo que ya soy madre, me siento mas encaminada que antes, tengo un objetivo, un "algo" que me motiva a ser.
    Previo a esto, solo vivía porque mis padres me trajeron al mundo, y la vida siguió su curso, como decís tu, avanzaba por inercia.

    Un beso y por aquí me quedo!
    http://30ysobrevivi.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que mi teoría tiene base en algunos casos prácticos, y taaan errado no estaba.

      Eliminar
  10. Puede que tener hijos acabe con todas esas preguntas existenciales, ¿qué hago aquí? Con un hijo, la respuesta parece ser más clara o tal vez encuentras una justificación conveniente. Sin embargo, creo que pasados los años y sobre todo, dependiendo de lo que nos va sucediendo en la vida, esa percepción puede volver a cambiar. No hay garantías de que tener un hijo evite que ante las dificultades que nos plantea la vida, te cuestiones tu propia existencia. ¿Y si pierdes a ese hijo? ¿y si tienes dos y pierdes uno?Todo en lo que creías desaparece. Yo creo que existimos por una razón obvia: ELEGIR.

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?