Señales

El otro día caminando por la calle me crucé con la siguiente imagen, y decidí sacarle una foto:


Primero me pareció divertida por la cantidad de carteles de advertencia que tenía, pero despuès a mi cerebro se le ocurrió un cierto paralelismo con la vida.

A lo largo de nuestra vida hay un montón de señales que nos van indicando qué hacer, cómo debemos hacerlo y en qué momento. Esos "carteles" pueden ser consejos de amigos y/o familia, cosas que aprendimos en la escuela, que vimos en la televisión, leimos en diarios, o incluso señales que nos da nuestro propio cerebro.

Tanto en el caso del auto que cruza por el lugar de la foto, como en nuestra vida, es extremadamente díficil poder entender todos los carteles y actuar en consecuencia. En caso de querer prestar atención y cumplir con cada señal, deberíamos frenar, analizar si entendemos lo que nos dice, y luego recién ahi continuar.

En este último caso puede pasar, o bien que cuando entendemos todo, ya sea tarde para llegar al lugar que queremos llegar, o que frenar implique que el resto de los autos nos pasen por encima, como lo haría la vida si nos detenemos a cada momento.

¿Qué debemos hacer entonces? Yo creo que puede ser una mezcla de cosas. Primero lo que tenemos que hacer es priorizar. Con esto me refiero a que tenemos que prestar atención a aquellas señales que creamos más importantes y que nos van a servir más para atravesar el camino para llegar a donde queremos ir. Tampoco es tan fácil, porque hay que intuir cuales son las señales más importantes, si las que estàn a la derecha, a la izquierda, las de más arriba o las de más abajo, en el caso del auto; o en el caso nuestro, si son las que nos dicen los amigos, la familia o lo que verdaderamente sentimos cada uno de nosotros.

El otro tema es que si no prestamos atención al 100% de las señales, seguramente tengamos que asumir riesgos, y de eso de trata creo. En la vida uno tiene que asumir riesgos para poder avanzar, sabiendo que las cosas pueden salir como pensabamos o no, pero si prestamos atención a las señales más importantes, ese riesgo disminuye, y los que nos pueda pasar asumiendo ese riesgo, nunca será tan grave.

7 comentarios:

  1. Yo tengo una teoría personal sobre las señales. A veces está bueno prestarles atención, seguirlas.. pero en otros momentos uno simplemente debe hacer lo que siente, asumir el riesgo de equivocarse, creo que de eso se trata la vida, de caer y de levantarse.
    Muy bueno tu Blog! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gaby, coincido con lo que decís, por eso dentor de las señales estàn las que siente cada uno, y cada uno las prioriza de acuerdo a lo que cree.

    ResponderEliminar
  3. Lo malo de las señales es que a veces nos hacen seguir caminos elegidos por otros, hasta para seguir señales tenemos que tener cuidado.podriamos terminar justo en donde no queriamos.

    ResponderEliminar
  4. Hadazul, sigo esperando tu foto barbuda. :o)

    ResponderEliminar
  5. Comento sólo porque soy supersticiosa... ;)
    Coincido con Hadazul: al fin y al cabo, las únicas señales que sirven son las propias... Sólo deberíamos seguir un consejo si hace eco en nuestra mente y nos da buena vibra. Y al margen de las señales propias u ajenas....¿acaso no pasan las mejores cosas cuando nos atrevemos a ignorar los carteles?

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho leer esto, escribís unas cosas muy interesantes. Y lo hacés muy bien. ¡Voy a seguirte! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. creo que todas sus opiniones son muy profundas e interesantes pero creo que las señales de transito ahí que seguirlas al pie de la letra, dijo.

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?